Cortometraje con smartphone 16.- El casting

Cortometraje con smartphone 16.- El casting

09/09/2017 Curso de cortometraje con smartphone 0

Hasta ahora nos hemos centrado en todo el proceso de creación de nuestro cortometraje con smartphone. Ahora vamos a hablar de uno de los recursos más importantes a la hora de producir: los actores. ¿Por qué? Pues porque por mucho dinero y efectos que inviertas, por muy buena que sea técnicamente tu producción; si los actores no hacen que el espectador “sienta” la trama, de poco te va a servir el resto.

Así pues, hoy hablaremos de algunas cosas a tener en cuenta a la hora de contratar o colaborar con actores. Sin embargo, debes tener en cuenta que este artículo es solo una opinión: así que puede que tú tengas otras prioridades a la hora de añadir elenco a tu producción.

Físico vs credibilidad

En el momento de la creación del guion; es normal que este se haya pensado como una historia y sus personajes tengan una descripción física y psicológica más o menos clara. Sin embargo, es complicado encontrar un/a actor/triz que cumpla ambos requisitos: se parezca físicamente al personaje y además sepa actuar como tal. Y más si piensas en economizar y acceder a actores amateur, colaboraciones o simplemente gente dispuesta a ayudar.

Así pues, si no tienes una billetera para la producción y tienes que escoger entre físico y personalidad… Sin duda alguna te recomendamos que te centres en la actuación. Es decir, que si tienes tres opciones a elegir para tu protagonista principal:

  • Uno encaja físicamente pero no es demasiado buena actuando
  • Otro encaja medianamente y actúa de forma decente
  • Y el tercero no encaja físicamente, pero su actuación está muy por encima

¿Cuál escogerías? Nosotros, por supuesto, escogeríamos la tercera opción porque una buena actuación es un gran punto positivo para el espectador; sin contar que el espectador no conoce cómo es el personaje inventado y pensará que es tal y como lo muestras en escena.

Sin embargo, si hay algún rasgo físico de un personaje que interfiera en la trama o sea importante para la misma; ten en cuenta el maquillaje o buscar un físico similar. Ambas opciones son buenas.

Actitud

Otro punto a tener muy en cuenta a la hora de empezar a trabajar con alguien (actor, directos, maquillador,…) es la actitud.

Por ejemplo: El trabajador conoce su propósito y se dedica al mismo. También puede opinar en ocasiones sobre temas relacionados a su campo de trabajo. Incluso, dependiendo de tu posición como director/a, puedes aceptar propuestas de otros campos de todos los trabajadores.

Sin embargo, a la larga es mejor que cada cual haga su trabajo y no interfiera en el de los demás a no ser que sea necesario; porque no hay nada que pueda irritar más a un estilista el hecho de que el actor principal imponga su forma de vestir. Al fin y al cabo, debe meterse en un personaje y vestirse como se le diga.

La actitud de los trabajadores (porque aunque sea algo que se haga en un grupo de amigos se debe diferenciar entre el trabajo y la amistad) puede hacer que un rodaje termine de forma sencilla o simplemente sea un infierno insoportable. Así que te recomendamos que cada uno cumpla su papel y sea responsable del mismo.

ARTÍCULO ANTERIOR: RECURSOS HUMANOS

PRÓXIMO ARTÍCULO: ENSAYOS Y PRUEBAS

 

Deja un comentario