Saltar al contenido
Lorena S. Gimeno

Cortometraje con smartphone 19.- Localizaciones

Seguimos ultimando los preparativos para que puedas llevar adelante tu cortometraje con smartphone. He hablado de actores, equipo, maquillaje, vestuario… Pero sin localizaciones que añadan algo a tus escenas no conseguirás enamorar a tus espectadores.

Al fin y al cabo, en alguna parte tendrás que grabar. Una casa, la calle, un museo… O simplemente una habitación vacía que llenarás de imaginación para convertirla en lo que quieras.

Cómo escoger localizaciones

El criterio es muy sencillo: quien no llora no mama. Si un sitio es ideal para tu cortometraje, pídelo. Habla con su propietario/a, con el ayuntamiento; si pertenece a una empresa, a lo mejor les interesa que su logo salga como colaborador en los créditos (porque es muy importante agradecer todas las colaboraciones).

Sin embargo, teniendo en cuenta que estaos intentando gastar lo menos posible, piensa en la historia que has creado acorde a tu presupuesto y pregúntate qué necesitas.

Si no es necesaria, no te preocupes de más

Si tienes problemas para encontrar una localización, para tener permiso para grabar o para pagar lo que te estén pidiendo, piensa si realmente la necesitas. ¿No te sirve otra cosa? ¿Cómo puedes sustituir ese lugar en esas escenas?

Al fin y al cabo, nunca vas a necesitar una localización entera así que piensa desde otro punto de vista: el plano. Porque el espectador verá únicamente lo que salga en plano; así que debes centrarte en los encuadres, en los planos. Coge el móvil y busca pedazos de lugares que te ayuden a montar tu historia.

Metáforas y decoración

Los colores del set, de una escena; lo que se ve y deja de verse es importante para el espectador. Al fin y al cabo, los contrastes fuertes o los colores que no concuerden con el tono de la película pueden hacer el efecto contrario.

Y no solo eso. Los planos vacíos (sin personajes, solo entorno) o detalles de objetos son buenos recursos para dar ideas. Una foto misteriosa, una sombra, un detalle de algo que no concuerda con la personalidad del personaje… Las posibilidades son ilimitadas

Los colores fríos, azules, oscuros dan aire de misterio; los colores cálidos dan el efecto contrario. No es lo mismo grabar en la habitación de un personaje que otro (porque su habitación es parte del mismo). Piensa en todo eso: pósters, cuadros, mesa de noche, colores de sábanas… Y con las demás localizaciones igual. Por ejemplo, el lugar de trabajo de un personaje meticuloso debe estar pulcro y ordenado.

 

Ahora haz un pensamiento, habla con tu director de fotografía / fotógrafo para acordar cómo serán los interiores, desde dónde grabaréis los exteriores para que se vea más cielo o más ciudad… Porque si grabas con mimo, tu cortometraje lo agradecerá.

ARTÍCULO ANTERIOR: MAQUILLAJE Y VESTUARIO

PRÓXIMO ARTÍCULO: EL PLANNING DE GRABACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: