Saltar al contenido
Lorena S. Gimeno

Cortometraje con smartphone 7.- Creando buenos personajes

Seguro que sabes cómo crear un personaje; al menos de forma básica. Y como en este curso de cortometraje con smartphone me centro en la realización del corto más que en el desarrollo artístico del mismo, de lo único que voy a hablar sobre personajes es cómo hacer que destaquen ante el espectador.

Es decir, los personajes de cualquier medio literario o visual que no sea en movimiento (cómic, novela gráfica,…) suelen destacar más por su personalidad que por sus acciones. Sin embargo, tanto en la pequeña como la gran pantalla como la pantalla web necesitas que los personajes se muevan y, por ejemplo, que tengan movimientos característicos. (Y aun así, cada vez se profundiza más en los personajes en todo tipo de medios.)

Lo esencial de un buen personaje

¿Que son los movimientos característocos? Son formas especiales de hablar, gesticular, rascarse la nuca o, por ejemplo, morderse el labio cada vez que está nervioso.

La idea es esta: que tus personajes parezcan personas reales. Y para ser reales necesitan algo más que hablar y caminar o saltar. Necesitas que hagan movimientos automáticos, que tengan manías y, ¿por qué no?, defectos. Porque cuanto más perfecto sea un personaje menos destacará. Al fin y al cabo, si todo lo hace bien no hará nada destacable; mientras que si es, por ejemplo, un borde acabado pero es bueno como francotirador y los demás personajes confían en él, ya tienes un buen personaje. Crear personajes variopintos hará que diferentes espectadores se sientan identificados con unos u otros; y eso es bueno.

Por lo demás, a no ser que el personaje necesite una característica física especial por algún motivo que afecte a la trama te recomendamos no hacerte ideales físicos. Lo más importante ahora es encontrar actores que lo hagan bien, que hagan creer al espectador lo que sucede en pantalla; no que se parezcan a los personajes en tu imaginación. Es más, si no es importante para la trama, recomendamos incluso prescindir de géneros.

Para acabar un último consejo: haz personajes que no te gusten. Al fin y al cabo, tu historia va a ser para un público; no solo para ti.

ARTÍCULO ANTERIOR: RESUMIENDO POR ESCENAS

PRÓXIMO ARTÍCULO: EL GUION

A %d blogueros les gusta esto: