Saltar al contenido
Lorena S. Gimeno

BITÁCORA #0 – Mi dia a día en canciones

La mayoría de la gente está más que acostumbrada a contar las horas del día con su reloj o mirando el móvil. Sin embargo, la mayoría de las cosas que hago yo no las cronómetro con el tiempo, sino con la música.

Es decir, sigo la lógica de «entre 3 y 5 minutos«. Todas las canciones, o al menos la inmensa mayoría, están en este rango de duración y me sirven para contar el tiempo relativo en el que tardo en hacer las cosas.

Por ejemplo, si una mascarilla me pide esperar de dos a tres minutos, ¿por qué narices tengo que salir cada tanto de la ducha para mirar la hora? Para eso tengo el reproductor de música, que cuando cambia de canción me avisa de que ya ha pasado el tiempo.

También sigo este truco, por ejemplo, para lavarme los dientes que, traducido en canciones, es un bailecito y refriego continuo hasta cambio de canción.

¿Para qué quedarme mirando la tostadora? Una canción y la tostada está a mi gusto.

Y para escribir, siguiendo con el comentario del artículo sobre Writeometer, la sesión de 25 minutos se traduce en «de cinco a siete canciones».

¿Os atrevéis a probar mi método? ¿Tenéis alguno similar o sois de los que solo se fían del reloj?

A %d blogueros les gusta esto: